Artículo

La evolución de la PCR

Desde la concepción de la reacción en cadena de la polimerasa o PCR en 1983, Roche ha invertido en su desarrollo para llegar a lo que hoy en día conocemos como PCR.
 

Esta innovadora tecnología, ganadora de un premio Nobel permite a los médicos diagnosticar una enfermedad infecciosa, detectar variaciones y mutaciones genéticas o realizar un seguimiento hasta la causa de una infección viral, todo ello a partir del ADN o ARN de una célula o una muestra del paciente como sangre, células de piel, saliva o cabello.