Ámbito sanitario

Virus del herpes simple (VHS-1 y VHS-2)

Responder a una necesidad no satisfecha con soluciones diagnósticas

 

Una infección frecuente y crónica

 

El virus del herpes simple (VHS) es una de las infecciones de transmisión sexual (ITS) más frecuentes. Se extiende por contacto bucal o genital y persiste en el cuerpo humano durante toda la vida. Puesto que la infección con frecuencia presenta síntomas leves o ninguno, detectar la presencia de anticuerpos en la sangre es un método fiable para identificar la enfermedad.

El virus tiene dos serotipos: herpes simple tipo 1 (VHS-1) y herpes simple tipo 2 (VHS-2). Más de 3700 millones de personas en todo el mundo menores de 50 años están infectadas por el VHS-1 y el VHS-2, mientras que se calcula que 417 millones de personas de 15-49 años tienen infección por VHS-2.

El VHS-1 y el VHS-2 son infecciones virales distintas que suelen afectar a diferentes partes del cuerpo. Mientras que el VHS-1 se transmite habitualmente de una persona a otra a través de los besos y suele causar calenturas alrededor de la boca, el VHS-2 se extiende principalmente mediante contacto sexual y, desde un punto de vista sintomático, presenta lesiones en los genitales. A pesar de ser menos frecuente, el VHS-1 puede transmitirse a los genitales de una pareja y el VHS-2 puede transmitirse a la boca de la pareja a través del sexo oral.

Determinar el tipo de VHS con el que está infectada una persona influye de manera importante en el tratamiento y las decisiones de tratamiento del paciente, ya que la recidiva del VHS-2 es considerablemente más alta que la del VHS-1.1

Los análisis moleculares mediante tecnología de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) se consideran el método más sensible de detección directa para el VHS-1 y el VHS-2.2

 

Carga económica del VHS-2

 

El VHS-2 supone un gasto aproximado de 540,7 millones de USD anuales en EE. UU., y es una de las ITS que más se pasan por alto. La presentación clínica para la infección por el VHS varía con frecuencia. Los signos y síntomas pueden confundirse fácilmente con otras afecciones, lo que complica aún más los esfuerzos para la detección y el tratamiento de la infección.

Aproximadamente al 70-90 % de los pacientes con serología reactiva para el VHS-2 no se les ha diagnosticado el herpes genital.

 

Consecuencias graves para la salud

 

El VHS no tratado y no diagnosticado puede dar lugar a consecuencias variadas y graves, incluidos infección crónica dolorosa, aborto o muerte prematura e infección fetal en recién nacidos.

Los diferentes desenlaces en cuanto a la intensidad de la enfermedad, las secuelas y las tasas de recidiva hacen que sea fundamental distinguir entre infección por VHS-2 o por VHS-1.

 

Función importante de los laboratorios

 

Para todos los pacientes con sospecha de herpes genital, se recomienda la confirmación del laboratorio con métodos que muestren directamente el virus en muestras genitales.

Los virus del herpes siguen evolucionando y se están describiendo evidencias de resistencia farmacológica. Los laboratorios desempeñan un papel cada vez mayor en la identificación y tipificación precisas del VHS para dirigir el tratamiento, prevenir la recidiva y limitar la transmisión del virus.

Imagen del sistema cobas® 4800

Sistemas relacionados

Sistema cobas® 4800

Preparación de muestras totalmente automatizada con tecnología de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) en tiempo real para la amplificación y detección

Referencias bibliográficas

 

  1. Organización Mundial de la Salud (OMS). Herpes simplex virus. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs400/en/. Fecha de acceso 13 de mayo de 2016.
  2. Patel et al. 2011 European guidelines for the management of genital herpes. Int J STD and AIDS. 22(1):1-10.
Productos
Category
Found 0 results in
Filtros
...
    ...