Artículo

Comprobación del INR en tu centro de Point of Care

Coagulation self-monitoring

Hay más de una manera de hacer test

Cómo las soluciones totales de CoaguChek® pueden beneficiar a tu paciente y a tu consulta.

Monitorización de la coagulación

Los beneficios de las pruebas en el centro de atención primaria

Las pruebas en el centro de atención primaria (POCT), son comparables a las pruebas de laboratorio para las mediciones del INR en cuanto a la precisión1-3 y la exactitud3-6 de los resultados y el acuerdo clínico en la decisión de la dosificación de la VKA. 3,6,7

 

Los sistemas CoaguChek ofrecen una solución integral que pueden ayudarte a mejorar la calidad de la atención, la satisfacción del paciente y la eficiencia del flujo de trabajo.

Agiliza tu flujo de trabajo

El POCT puede agilizar la gestión de la anticoagulación y mejorar la eficiencia del flujo de trabajo con respecto a la atención habitual, proporcionando: 

  • Visitas clínicas más cortas13-15
  • Reducción de la carga de trabajo9,14
  • Decisiones clínicas más rápidas, incluido el ajuste inmediato de la dosis in situ9,14,16,17

Mejora tu atención y satisfacción del paciente

Los pacientes tratados con POCT logran un mayor tiempo en el rango terapéutico y menos valores fuera de rango en comparación con los pacientes tratados con la atención habitual.18-20

Esto da como resultado:

  • Menos complicaciones relacionadas con el tratamiento9,21
  • Menos hospitalizaciones y visitas a la sala de emergencias9,21
  • Mejoramiento de la satisfacción del paciente13,22,23

Disminuye hospitalizaciones y visitas a urgencias

Las evaluaciones económicas han demostrado que el POCT es una alternativa rentable a la atención habitual24,25 y que está asociada con:

  • Ahorro de costos debido a la disminución de hospitalizaciones y visitas a la sala de emergencias9,10
  • El potencial para reducir los costos del sistema de salud24-26

En el punto de mira

 

Abbreviations

INR: International Normalized Ratio; VKA: vitamin K antagonist

  1. Bonar et al. (2015). Semin Thromb Hemost 41, 279–286
  2. Plesch et al. (2008). Thromb Res 123, 381–389.
  3. Christensen et al. (2012). J Thromb Haemost 10, 251–60 
  4. Meneghelo et al. (2015). Int J Lab Hematol 37, 536–543
  5. Plesch et al. (2009). Int J Lab Hematol 31, 20–5 
  6. Dillinger et al. (2016). Thromb Res 140, 66–72
  7. Colella et al. (2012). Blood Coagul Fibrinolysis 23, 172–174
  8. Larsson et al. (2015). Ups J Med Sci 120, 1–10
  9. Wurster & Doran. (2006). Dis Manag 9, 201–209
  10. Rudd & Dier. (2010). Pharmacotherapy 30, 330–338
  11. Shaw et al. (2014). Int J Pharm Pract 22, 397–406
  12. Gubala et al. (2012). Anal Chem 84, 487–515
  13. Kong et al. (2008). Ann Hematol 87, 905–910
  14. Fernholm & Hermansson. (2015). BMJ Qual Improv Rep 4, pii: u208905.w3692
  15. Kasinathan et al. (2016). OALib J 3, e242281
  16. Smith et al. (2012). Am J Med Sci 344, 289–293
  17. Richter et al. (2016). Ann Pharmacother 50, 645–648
  18. Harrison et al. (2015). Int J Pharm Pract 23, 173-181
  19. Okuyama et al. (2014). Circ J 78, 1342–1348
  20. Mearns et al. (2014). Thromb J 12, 14
  21. Karlsson (2016). BMJ Qual Improv Rep 5, pii: u211003.w4421
  22. Chan et al. (2006). Br J Clin Pharmacol 62, 601–609
  23. Thompson et al. (2009). Pharm Pract (Granada) 7, 213–217
  24. Health Quality Ontario. (2009). Ont Health Technol Assess Ser 9, 1–114
  25. Claes et al. (2006). Value Health 9, 369–376  
  26. Gerkens et al. (2012). J Thromb Thrombolysis 34, 300–309